Guía sobre la Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos (D&O)

Sep 28, 2020

MariaQ

Whitepaper

0

¿Sabes el riesgo que corre tu patrimonio personal al ser administrador o directivo de una empresa?

Descubre en nuestro último whitepaper el seguro de Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos, más conocido por sus siglas en inglés D&O (Directors & Offi­cers)

Descargar Guía sobre la Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos

El seguro D&O, conocido por sus siglas en inglés D&O (Directors & Ofcers Liability), es un seguro cuyo objeto es proteger el patrimonio privado de los Administradores y Directivos frente reclamaciones por actos de gestión negligentes cometidos en el desarrollo de sus funciones de gestión y dirección de la Sociedad.

Los altos cargos de una empresa, debido a las funciones que tienen encomendadas, se pueden encontrar ante determinadas situaciones que les exijan tomar decisiones arriesgadas o difíciles que pueden derivar en reclamaciones que pongan en peligro tanto la viabilidad de la empresa como su propio patrimonio privado.

La aprobación de las cuentas anuales, la falta de adecuación a una novedad legislativa, un simple error de gestión les hace responsables de los perjuicios económicos derivados frente a la sociedad, los accionistas, los empleados, los acreedores sociales y cualquier tercero afectado.

Responsabilidades de los Administradores y Directivos

Según el artículo 236 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (TRLSC), los administradores y directivos son responsables frente a la Sociedad, los socios y frente a los acreedores sociales, del daño que causen por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa.

Por tanto, la responsabilidad de los administradores, sean de hecho o de derecho, nace cuando, de forma intencionada o negligente, realizan un acto ilícito que causa un daño a la sociedad, a los socios o a los terceros (por ej: los acreedores Sociales), o bien cuando lesionan directamente los intereses de los anteriores.

Toda persona que actúa como administrador de la sociedad está sujeta al régimen de responsabilidad de los administradores. Por lo tanto, serán responsables, siempre y cuando concurran los presupuestos examinados, tanto los administradores “de derecho” como los administradores “de hecho”.

Las causas de reclamación más habituales

Estos son los tipos de demanda más frecuentes cuyo foco son los Administradores y Directivos de empresas:

  • Reclamaciones de acreedores y proveedores por impagos, incumplimiento de acuerdos comerciales, ruptura injustificada de un contracto, etc.
  • Reclamaciones de sus empleados por despidos, incumplimientos contractuales, discriminación, acoso, mobbing y falta de información.
  • Reclamaciones de competidores por competencia desleal, violación de prácticas de mercado o espionaje industrial.
  • Reclamaciones de socios y accionistas por mala gestión, por no haber tomado las decisiones correctas en la gestión de la empresa o por no proporcionar información correcta.
  • Reclamaciones de organismos públicos y autoridades por no cumplimiento de normativas y regulaciones.
  • Reclamaciones de clientes por cualquier tipo de incumplimiento.

Principales deberes de los Administradores y Directivos

  1. Deber de diligencia
  2. Deber de vigilancia o supervisión y de informarse
  3. Deber de lealtad
    • Conflictos de intereses
    • Deber de secreto
  4. Deber de disolución y convocatoria de concurso en los casos establecido en la ley
  5. Deuda tributaria

 

Ejemplos Destacados de Reclamaciones

1. Acción social de responsabilidad

Una promotora inmobiliaria interpuso acción social de responsabilidad contra su consejo de administración, dado que la sociedad había recibido ciertas cantidades en concepto de pagos anticipados para la construcción, pero no concertó los correspondientes contratos de seguro que garantizasen la devolución de dichos anticipos, como era legalmente exigible. Los administradores demandados fueron condenados a pagar una cantidad equivalente a los intereses que, de haberse contratado el seguro, habrían quedado cubiertos bajo el mismo.

2. Acción individual de responsabilidad

Un comprador de acciones de una sociedad entabló una acción individual contra los administradores de la sociedad por su negativa a reconocer su cualidad de accionista, lo cual le privó de poder ejercer el derecho de voto en una Junta General así como de percibir los dividendos correspondientes a un ejercicio. El Tribunal condenó a los administradores tanto al reconocimiento de la condición de socio del comprador como a la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados.

3. Responsabilidad concursal

Los empleados de una empresa hotelera solicitaron la declaración de concurso culpable de la sociedad. El Juzgado de lo Mercantil estimó que el concurso debía efectivamente declarase culpable pues los administradores no habían solicitado la declaración de concurso en el plazo de dos meses legalmente previsto al efecto. La Sentencia condenó a los administradores al pago del décit patrimonial de la sociedad.

4. Procedimiento sancionador iniciado por un órgano administrativo

La Comisión Ejecutiva del Banco de España inició una investigación y posterior procedimiento sancionador contra los administradores y el director general de una entidad nanciera por no respetar las normas reguladoras de las situaciones de conictos de interés.

5. Responsabilidad tributaria

Un administrador fue condenado con carácter subsidiario al pago de los importes correspondientes a diversas autoliquidaciones del IRPF, retenciones de trabajo personal e IVA, así como a los correspondientes intereses de demora, sobre la base de que la sociedad había cesado en la actividad, dejó de presentar regularmente sus declaraciones tributarias, y el administrador no promovió la disolución y liquidación de la sociedad.

6. Responsabilidad Medioambiental

Al administrador de una sociedad le citan para acudir como investigado en relación a un posible delito de Responsabilidad medioambiental.

¿Qué cubre el seguro de Responsabilidad Civil  de Administradores y Directivos? y ¿qué coberturas suelen tener estas pólizas?

  • Responsabilidad civil por errores y/o omisiones de Administradores/directivos
  • Reembolso a la sociedad
  • Gastos de defensa
  • Responsabilidad del fundador
  • Acto Laboral Incorrecto
  • Gastos de gestión de crisis
  • Gastos de relaciones públicas
  • Gastos de protección de la reputación
  • Gastos de asistencia psicológica
  • Gastos de privación de bienes
  • Administradores en nuevas filiales
  • Constitución de anzas
  • Gastos de constitución de aval concursal
  • Multas administrativas
  • Responsabilidad tributaria subsidiaria
  • Gastos de defensa en reclamaciones de Medioambiente
  • Personas vinculadas
  • Responsabilidad Concursal

¿Qué protección ofrece la póliza de Administradores o Directivos?

El objeto de este seguro es cubrir el patrimonio privado de los Administradores y Directivos de la Sociedad Tomadora y de sus Filiales. Esta póliza cubre las Reclamaciones, formuladas por primera vez durante el periodo de seguro, contra las Personas Aseguradas que resulten de Actos Incorrectos cometidos, o supuestamente cometidos, por ellas en sus funciones de administración y dirección.

¿Qué se entiende por Actos Incorrectos o de Gestión Negligente?

Es cualquier acción u omisión negligente, real o supuesta, cometida por cualquier Administrador o Directivo en su calidad de tal y que sea contraria a la ley o a los estatutos o incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, así como cualquier acción u omisión negligente, real o supuesta, que pueda dar lugar a una Reclamación por Prácticas Laborales.

¿Qué se entiende por Persona Asegurada?

  • Administrador o Directivo
  • Administrador de hecho o su equivalente en otra jurisdicción
  • Empleado en casos puntuales
  • Cónyuge legal o pareja de hecho, caudal hereditario, heredero o representante legal de una persona física Administrador o Directivo, pero sólo con respecto a los Actos Incorrectos de dichas personas
  • Abogado Interno de la Sociedad; el Gerente de riesgos o “Risk Manager” y el “General Counsel” o Director de Asesoría Jurídica Interna
  • Director de cumplimiento o Compliance Ofcer y Director de Control
  • Un miembro del comité de administración, miembro de un órgano de vigilancia o de administración
  • Secretario o Vicesecretario del Consejo de Administración de la Sociedad
  • Una Persona Vinculada
  • El Fundador de la Sociedad

Desde Artai nos ponemos a tu servicio para analizar el mercado asegurador y ofrecerte la propuesta que mejor se adapte a tus necesidades, para que puedas dedicar tu tiempo a dirigir y gestionar, sabiendo que tus responsabilidades están protegidas.

 

Descargar Guía sobre la Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *